Archivos Mensuales: diciembre 2015

10º ANIVERSARIO DE LA BRISAN

ANIVERSARIO BRISAN

El pasado jueves 17 de diciembre de 2015, se celebró en el acuartelamiento general Cavalcanti el décimo aniversario de la Brigada de Sanidad (BRISAN), al mando de nuestro General de Brigada Excmo. Sr. Don Manuel Guiote Linares.

Como bien sabéis, el Acuartelamiento General Cavalcanti es el domicilio social de nuestra Asociación y la que fuera base de nuestro RCLAC Villaviciosa 14.

Invitados por el General Guiote, asistieron al acto nuestro Vicepresidente José Antonio y nuestro asociado Oliver como representantes de la AS. VET. RCLAC Villaviciosa 14.

Felicitamos desde la Asociación a toda la BRISAN por este importante aniversario, les agradecemos su labor constante en pro de nuestra Nación y el afecto que han demostrado hacia los Veteranos del RCLAC 14.

¡¡¡ Felicidades, sanitarios!!!

Anuncios

LAS CORAZAS DE UN ESPÍRITU

Las corazas de un espíritu (Una herencia que marchó para Pucela).

Genial artículo de Ramiro Oslé, veteranos de nuestro Regimiento con fotografías del archivo personal de Silvino Menéndez, cronista oficial de la AS. VET. Villaviciosa 14.

12304368_10208098574012951_3152872227997624438_oCuando un servidor llegó al madrileño acuartelamiento “Gral. Cavalcanti” en Retamares un día  del ya lejano mes de mayo de 1.980,el único vehículo acorazado  de naturaleza histórica existente y “conservado” en la  por entonces casa solariega del  que fue RCLAC “Villaviciosa” nº14, era un solitario y desvencijado carro ligero M-41 “Walker Bulldog”, vehículo sobre el que pesaba una de esas típicas-tópicas leyendas de “la mili”, y por la cual, se afirmaba que estaba allí “por arresto”, es decir, que había sido pasto de un supuesto incendio, produciendo diversas quemaduras a su tripulación durante un ejercicio, de aquí que cuando este modelo de carro fue sustituido en el regimiento en 1.977 (por aquellos entonces, veintitrés vehículos) por el modernísimo AMX-30E,alguien lo condenó a que allí se quedara para la posteridad, donde ha continuado “dormitando” durante muchos años hasta la actualidad.

Nada más lejos de la realidad, distintos trabajos de recuperación y adecentamiento del vehículo ulteriormente acometidos sobre él mismo, evidenciarían que nunca llegó a producirse supuesto incendio en su interior, por tanto, las causas y/u motivos de por qué quedó allí pueden ser innumerables y muy diversos.

Tres décadas y media después (¡¡que se escribe rápido!!) cuando todo es distinto y nada es igual (tanto es así, que ni siquiera el propio RCLAC “Villaviciosa” nº14 existe, y las instalaciones las ocupa actualmente otro “inquilino”, la denominada Brigada de Sanidad, BRISAN) un altruista equipo de recuperación y adecentamiento voluntariamente formado por algunos miembros de la Asociación de Veteranos del antiguo RCLAC “Villaviciosa” nº14 y capitaneados por ese incombustible elemento que es Pepe Ángeles Moreno, “el kaimán”, generosamente, con tiempo, paciencia, dedicación y sin prisas, no solo han logrado sustraer al carro del olvido , sino que, además, le han devuelto cierto esplendor ….ficticio e irreal, pero  sin duda digno y presentable, el de la patina que otorga el tiempo a una pieza de naturaleza histórica.

20151110_130736Hoy, el carro se encuentra en el acuartelamiento como en el ayer, es decir, solo, por tratarse de pieza única y carecer de recursos que le permitan evolucionar por sus propios medios, si bien, durante -o a lo largo- de la anteriormente citada treintena y media de años, el “Walker Bulldog” llegó a estar acompañado (o formando parte) de una inigualable (a la par que envidiable) colección de vehículos históricos, que la suerte, el azar o el destino, quisieron que terminara con el tiempo expuesta en la conocida como “Milla verde”, es decir, la Avenida “Zar Nicolás II” de la pucelana Base de “El Empecinado” en Santovenia de Pisuerga, aunque llegar hasta allí no resultó fácil, ni tampoco sencillo…….

12273752_10208098576133004_3110102706601227734_oEn los inicios de los años ochenta, varios eran los acuartelamientos y dependencias ubicados -fundamentalmente- bien en el corazón o la periferia de Madrid, en cuyos jardines o zonas de esparcimiento era posible contemplar una serie de “viejas glorias” acorazadas, o en su defecto, distintos vehículos automóviles o carruajes de tracción mecánica, los cuales, un buen día, ya fuera de servicio tras haber cumplimentado su cometido existencial, milagrosamente llegaron a salvarse del inquisidor soplete y posterior chatarreamiento ,quedando para la posteridad (pero no así para su conocimiento y testimonio histórico) como simples ornamentos ambientales, bien en parterres o sobre improvisados pedestales de circunstancias, carentes de mayor función y relevancia salvo la meramente decorativa, y por tanto, en su inmensa mayoría, sumidos en una completa indiferencia y  olvido; todas ellas piezas de naturaleza histórica y  museo, que hoy, en el primer cuarto del nuevo siglo XXI, tamaña situación sería -cuando menos- inconcebible (por no emplear otro calificativo).Sin lugar a dudas, afortunadamente, los tiempos (y las situaciones) han cambiado….

12314294_10208098576373010_6420631845137150957_oAunque reincorporado a mi condición de paisano, quizás por frustrada vocación profesional, o debido a una serie de motivos y circunstancia que no vienen al caso, no quise (de hecho, me resistía a ello) perder la ligazón que había establecido con el Estamento castrense, manteniéndome al día de temas varios que incumbían al ejército, y que unido a mi personal gusto por la investigación y la escritura, me ayudaron a ser conocedor de una serie de inquietudes existentes en aquellos entonces dentro, no solo del “universo militar”, sino también de distintas personas, que pese a ser igualmente civiles, por unas u otras circunstancias, se encontraban así mismo allegadas a la milicia,  posibilitándome de esta forma el conocer y relacionarme con otros individuos, cuyos celos y “vigilias” resultaban ser muy afines o similares a los que yo mantenía en aquellos entonces.

12314597_10208098575412986_7649129936635948994_oLa denominación de “Culturilla de lo militar” en la que modernamente se ha dado en englobar y llamar, al conjunto de  todos aquellos temas y aspectos de índole castrense, cubriendo un amplísimo espectro de ámbitos y facetas, y que nos resultan hoy en día muy cercanos a la ciudadanía, abarcando desde la literatura de corte histórico-militar (MAESTRO Pérez Reverte…) hasta la vexilología, pasando por temáticas tan dispares como la heráldica, la falerística, la  uniformología, la pintura (aquí Dalmau “no tiene -ni llegará a tener- un justo calificativo”),el miniaturismo militar, la música marcial, el coleccionismo de militaria y un largo etcétera, todavía no había eclosionado como tal, hasta alcanzar los niveles de habitual popularidad y cercanía cotidiana de los que gozan en estos tiempos, y algo tan “normal” como son las modernas y rápidas comunicaciones vía informática y la telefonía móvil, en aquellos entonces, todavía resultaban sencillamente posibilidades utópicas o cuando menos, de ciencia ficción, no quedando más remedio que entablar relación e intercambio de datos e informaciones con otros “pioneros de lo militar” vía escrita o telefónica a distancia, con lo cual, llevado por mi pasión hacia los carros de combate y otros vehículos acorazados, más “picado” por saber y conocer cómo fue (o pudo ser realmente) su historia y evolución en España, “me subí al tren de los intrépidos” ,resultándome así  posible  entablar inicial relación y posterior amistad con otras personas que albergaban mis mismas (o parecidas) ganas de “querer hacer y poner las cosas en su sítio”, caso de Javier 12310087_10208098575652992_749871571255534668_ode Mazarrasa  Coll, persona que con todas sus virtudes y defectos, enarboló el estandarte de aquellos iniciales pioneros interesados por los cañones y sus corazas, y que gracias a su personal posición, predisposición y recursos hacia el tema, logró (desde el ámbito civil) abrir brecha y romper con el tabú, que  en general, todavía  pendía sobre este tipo de temas en España por aquellos tiempos, ya que adquirir en cualquier quiosco una revista o publicación impresa de temática militar, cuando menos, era constitutivo de “enajenación mental” o “falta de catadura”. Hoy, resulta que “es casi legión”….

Aunque de forma todavía muy embrionaria y cuasi testimonial, se estaba fraguando en el ayer algo que hoy, afortunadamente, es -y resulta- una admirada (y hasta envidiable) realidad: el Museo de las Unidades y de los Medios Acorazados del Ejército de Tierra MUMACET ,ubicado en la Base de El Goloso en las inmediaciones de Madrid, ya que al estar allí acantonado la unidad depositaria de la histórica tradición carrista española, el RIAC “Alcázar de Toledo” nº61,y hallarse en sus instalaciones, algunas de las piezas potencialmente museables (incluso, únicas en alguno de los ejemplares que allí se podían contemplar sin mantenimiento ni cuidado alguno, expuestos a las inclemencias medioambientales y al sistemática degradación estructural) era razón “más que de peso” para que se

domiciliara allí con el paso del tiempo, tamaña dependencia tantas veces pedida su creación como implorada desde un sin fin de plataformas cívico-militares como la prensa especializada, la literatura, etc., etc. pero, paralelamente, las inquietudes que sobre el tema existían, y siempre a lo largo de una década ciertamente difícil (pero apasionante y apasionada) como lo fueron los años ochenta, sirvió para que por otras vía “alternativas”, de forma casi callada, muy discretamente y sin mayor pábulo, “otros fuesen haciendo su trabajo”, el mismo, pero desde otro enfoque, el que brinda de forma específica el Arma de Caballería, de esta forma, iniciado el intercambio de datos entre amigos, aficionados y entusiastas, catalogando vehículos y piezas, localizando  su ubicación, etc., en el acuartelamiento “Gral. Cavalcanti” de Retamares, un por entonces Comte. Jesús Martínez de Merlo, con limitados medios pero mayores recursos, y apoyado incondicionalmente por sus más inmediatos superiores, iniciaba “al amparo” de la aplicación y desarrollo del denominado Plan META, una “particular recolección personal” de determinados vehículos acorazados localizados en ciertos cuarteles madrileños, que inicial y potencialmente, iban a cambiar de usuario, o en su defecto, incluso hasta quedar vacios (como así ocurriría…pero bastantes años después),de esta forma, con gran entusiasmo por el trabajo hecho (se salvaba de un incierto destino, aunque con mucha probabilidad, el desguace y posterior destrucción) uno de los escasos camiones Oruga Blindados COB “Carrier” que…casualmente, las tareas de limpieza y adecentamiento del mismo, demostraron que su modelo/versión era una M-5,cuando hasta entonces, se había creído equivocadamente como  un M-3.

Se había iniciado hacia Retamares un incesante goteo de vehículos y materiales históricos, y  que pese a la lentitud del mismo, ya resultaría imparable, así , también se mudaría uno de los tres Panzer Pz.Kpfw IV-H “Maybach,grande y con cañón” que quedaban en España (en el acuartelamiento “Alfonso XIII” del Barrio de Campamento) siguiéndole otros vehículos igualmente de excepcional valor histórico-testimonial etc., etc., como el único Camión Blindado  canadiense GMC/C-15TA conocido por “Trumphy”, el cual dormitaba en soledad en el Castillo del Desnarigado de la Ciudad de Ceuta (pese a todos los beneplácitos obtenidos, su traslado a la península fue ímprobo)mientras de forma paralela, en cotidianas conversaciones cuarteleras, por simple pura casualidad, el Comte. Martínez de Merlo descubría sorprendente y gratamente,  como en el regimiento había destinados otros oficiales para los que su carrera profesional “constituía algo más”, de esta forma, y contando con apoyos internos “extras” como la del por entonces Tte. Marín Gutiérrez, la colección fue creciendo sistemáticamente poco a poco, pasando a engrosar la misma una de las dos  Autoametralladoras-cañón AAC M-8 “Hércules” que se encontraban “abandonadas” por aquellos entonces en la cordobesa  Base de Cerro Muriano,y que participaron en combate durante la campaña Ifni-Sáhara 1.957-58, uno de los M-47 que se compraron a Italia con idea de transformarlos en vehículos especializados de ingenieros…y así se quedó, etc., etc.

En España -hasta entonces- lamentablemente no se contaba oficialmente con un museo militar de unidades o vehículos acorazados así entendido, o en su defecto, con una Sección específica de los mismos dentro del Museo del Ejército, al igual -o similar- a los existentes en otros muchos países del entorno geográfico al español como eran Saumur en Francia, Bovington en Inglaterra o el Museo della Motorizazione militare de Roma pero….se había (desde varios posicionamientos) sembrado una inquietud, cuyos resultados (¡¡magníficos, excepcionales!!) han germinado en el tiempo, dando unos frutos que hoy, las modernas generaciones pueden admirar, ya que no todo son potentes carros “Leopardo” y excelentes vehículos mecanizados “Pizarro”. Estos tuvieron unos antepasados (muy inmediatos a nuestros días en muchos casos) que hoy es posible conocer y admirar, gracias a la entrega de quien en su día trabajó para ello.

El RCLAC “Villaviciosa” nº14,en virtud del que fue Plan NORTE, recibió la orden de traslado para mudarse a las castellanas tierras de Valladolid, para allí entroncarse con el pucelano “Farnesio” nº12 y “desaparecer” como tal regimiento, poco tiempo después de ser estrenado el nuevo siglo XXI, sin embargo, no podía (ni debía) quedarse en su casa solariega madrileña un importantísimo patrimonio militar cultural que tanto esfuerzo y dedicación había requerido desinteresadamente por parte de quienes se habían abiertamente implicado en su gestación y materialización (los seres humanos pasan, pero sus obras y trabajos quedan y prevalecen para el público conocimiento de la sociedad) siendo todo el conjunto de vehículos (¡¡excepto el M-41 “Walker Bulldog” que volvería a quedarse nuevamente en solitario!!)  trasladado hasta la moderna Base de “El Empecinado” en las inmediaciones de Santovenia de Pisuerga, donde hoy puede ser nuevamente contemplada y admirada (al margen del que es, oficialmente, el MUMACET propiamente así entendido en la Base de El Goloso)  y la que el tiempo ha ayudado a enriquecer tanto material como humanamente, por haberse sumado otros hombres y nombres (hasta entonces desconocidos) al proyecto, trabajo y dedicación que en su día, treinta y muchos años antes, iniciasen “unos cuantos chalados y sus locos cacharros de chapa, con cañones y cadenas”, ya que el Espíritu, como  el alma misma, resulta ser inmaterial pero…se puede llegar “a representar” de muy diversos modos y facetas ,incluso a través de las herramientas profesionales habidas en cada época y en cada ocasión

Ramiro Oslé Freire

37 AÑOS DE NUESTRA CONSTITUCIÓN

Hoy se cumple el trigésimo séptimo aniversario de nuestra Carta Magna. La Constitución de 1978 es un cimiento básico de nuestra sociedad, la ley máxima que nos ha brindado un marco legal y social necesario para España.

Esta Asociación de Veteranos, desea felicitar a todos los españoles en tan señalada efeméride y renovar nuestro compromiso de respeto total y cumplimiento de nuestra Constitución y de fidelidad a S. M. el Rey.

HA FALLECIDO NUESTRO PÁTER

Nos llega la noticia del fallecimiento de don José María de Celis, que fuera nuestro Páter en el Regimiento.

A espera de poder ofrecer más datos, sirva esta breve nota como recuerdo y homenaje.

image

A %d blogueros les gusta esto: