Archivos Mensuales: mayo 2016

HEMOS VUELTO A JURAR BANDERA

Parece que han pasado solamente unos días desde que nos dieran la noticia de un acto de jura de Bandera para civiles en el acuartelamiento General Cavalcanti, y han pasado casi cuatro meses.

Creo que no ha habido época en mis casi cincuenta años en la que no haya dado y recibido tantos abrazos.

Significaba mucho para nuestra Asociación la renovación del juramento de fidelidad a la Bandera de España y por supuesto, aún más si se realizaba en nuestro querido acuartelamiento General Cavalcanti, sede de la Brigada de Sanidad al mando del General de Brigada Excmo. Sr. Don Manuel Guiote.

Este acto solemne disparó la maquinaria de trabajo, llevábamos un año entero de discretos contactos y movimientos enfocados a promocionar la Asociación y a ampliar los horizontes, abiertos a nuevas ideas, a nuevos asociados y a colaboraciones con otros compañeros de armas de distintas asociaciones de veteranos. Tuvimos claro que nuestro acto como Asociación debía hacerse en la misma fecha que la jura de Bandera.

Con el apoyo constante y el asesoramiento del Estado Mayor de la BRISAN, empezamos a movernos en las redes sociales, por teléfono, por correo y por cualquier medio a nuestro alcance para hacer llegar la noticia y pedir la participación de todos aquellos que quisieran estar con nosotros en ese día. Como en cualquier preparativo, hubo momentos de desazón que felizmente quedaron en el olvido cuando traspasamos la puerta del Cavalcanti este pasado 8 de mayo de 2016. A través de la Asociación han venido algo más de 90 jurandos y en total, algo más de 250 participantes, incluyendo a los miembros del RCLAC 14.

Nuestra tarea no podía quedarse ahí y decidimos dar el todo por el todo. Desde noviembre de 2015 en que recibimos la autorización de su viuda, Doña Lourdes; trabajamos en la máxima distinción que va a otorgar esta Asociación de Veteranos, el premio General Don Germán Corisco en tres modalidades: 1) A actos heroicos en el servicio, 2) A la carrera profesional en las FF. AA. y 3) A los grandes benefactores de nuestra Asociación. La creación y concesión de este galardón fue aprobada en Junta Directiva  y ratificada por unanimidad en la Junta General Ordinaria de la Asociación de Veteranos del RCLAC Villaviciosa 14.

¿20151112_001509A quien debemos conceder estos premios en su primera edición? También lo teníamos bastante claro. En primer lugar a Doña Lourdes, viuda de nuestro General Corisco con quien mantuvimos un encuentro entrañable y diversas conversaciones telefónicas.

Doña Lourdes enseguida se identificó con nosotros y desde el minuto uno de explicarle el proyecto, colaboró con el mismo y se emocionó al recordar la figura de este soldado ejemplar, que para muchos de nosotros fue un padre.

Corría el mes de noviembre de 2015 y el día anterior a nuestro encuentro se había celebrado al Misa de aniversario en sufragio del alma de Don Germán Corisco.

Los siguientes galardonados, no podía ser de otra manera, eran nuestros tres compañeros de armas del Villaviciosa 14 fallecidos en acto de servicio, el Sargento Don Ángel Tornel, el Cabo Don Álvaro Ojeda y el Soldado Raúl Berraquero, que en paz descansen. El Sargento Tornel falleció siriviendo a España en las filas del Santiago nº 1, pero había sido “villavicioso” antes de ingresar en la AGBS. Empezamos a buscar a las familias y a contactar con ellas. No pudimos hallar a los padres de Ángel y nos dijeron que tal vez hubieran fallecido, eran muy mayores, pero continuaremos buscando para hacerles entrega del galardón y sobre todo para recordarles que nosotros no nos olvidamos de los compañeros que se fueron al Cielo, pero cuya memoria permanece en nosotros. La familia de Álvaro no pudo desplazarse desde Canarias, a pesar de que intentamos hacer todo lo posible, pero no pudo ser.

Si estuvieron con nosotros los familiares y amigos de Raúl. Me faltan palabras para describir la mirada de Doña Fe y Don Rafael, sus padres. Me faltan palabras para describir lo que sentí, lo que sentimos todos, en esos abrazos continuados y en esa riada de lágrimas que algunos liberamos y otros mantuvimos reservadas para más adelante.

Entre las personas distinguidas no podía faltar quienes han sido para esta Asociación un baluarte y un apoyo constante, el General de Brigada Excmo. Sr. Don Manuel Guiote y el Coronel Don Avelino Barros, ambos con una trayectoria profesional ejemplar de servicio a España y grandes amigos y consejeros de esta Asociación de Veteranos.

¡Volvemos a la carga!

Más documentación, más trámites, más llamadas, más correos, más encuentros, mucho trabajo, muchas ganas, mucho empeño, mucha fuerza. Reitero que si en algún momento hubo desazón… está diluida.

Empezamos los preparativos logísticos: “bombardear” a nuestra gente, “asaltar” a nuestro estimadísimo Coronel Conde y nuestro querido y paciente Teniente Coronel Ortiz, nuestro Mayor Sevilla y a tantos que se han volcado con nosotros. Había que formar una fuerza de veteranos para desfilar y rendir honores en el acto de la Asociación y ahí han estado nuestros hermanos que han llegado de todas las tierras de España para dar lo mejor de si. Contamos también con la inestimable colaboración de lo que hoy ya es una sólida hermandad, la implicación total de nuestros queridos Eugenio junto a sus GATOS de la Agrupación de Veteranos de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz y el gran Juan Carlos al mando de los PUMAS de Cuatro Vientos y Transmisiones. Grandes entre los grandes, comprometidos como nosotros en nuestra cultura de defensa y en ese necesario espíritu de servir a los demás, ese espíritu que reside especialmente en los que nunca dejaremos de ser soldados, porque lo llevamos en las fibras más íntimas de nuestro ser.

Tras una última semana cargada de preparativos y gestiones, amaneció el 8 de mayo de 2016 muy lluvioso en Madrid. Y doce días antes, Facebook nos bloquea el perfil de la Asociación para que utilicemos solamente la página oficial y a cada post recibamos una “oferta” para hacer llegar nuestro mensaje a más gente. Gracias a Dios, nuestro mensaje llega a muchísimas personas y no solo a la “gente”.

La hora prevista para el acto de la Asociación estaba fijada a las 10:30 horas y hasta las 10:00 de la mañana no cesó de caer la lluvia, pero todos y especialmente la fuerza de honores compuesta por “Villaviciosos”, “Pumas” y “Gatos” tenían como objetivo desfilar y formar para desarrollar el acto, para que desde el Cielo y desde la Tierra, nuestros hermanos de armas caídos en acto de servicio y sus familiares, supieran que los veteranos no los olvidamos. Solamente esa milicia de hombres honrados que describiera Calderón de la Barca, estaba dispuesta a empaparse para mantener vivo y presente el recuerdo de aquellos que dieron su vida por España.

¡Y así se hizo!

Desfilaron por la avenida principal hasta el monolito que recuerda en el Cavalcanti a nuestro amado Regimiento. Empapados, pero con paso vivo. Altas las frentes y alto el corazón como reza en el himno de nuestros hermanos de Farnesio 12. Con la fuerza arrolladora de una brigada de Caballería y el contundente estruendo de nuestros Aviadores a cada paso que se marcaba en el mojado asfalto de nuestro cuartel.

Revistó la fuerza el Excelentísimo General de Brigada Don Manuel Guiote e iniciamos el acto de homenaje, la entrega de diplomas y cantamos los himnos de Caballería y del Ejército del Aire. Todo en formato abreviado, porque de nuevo se rompió el cielo y había mucho público al descubierto.

Pero la fuerza se mantuvo, como en los mejores tiempos. Como en los años mozos, impertérritos bajo el agua. Y ahí estuvo también al frente de sus hermanos nuestro más que querido y admirado Miguel Ángel.

A pesar de no haber podido dar todo el lucimiento al acto, a causa de la lluvia, casi agradezco no haber hecho el discurso que llevaba preparado. Al igual que le ocurriera a nuestro querido relator, estoy seguro que se me hubiera roto la voz a lo largo de la mañana y no sé si hubiera sido capaz de continuar.

Sonó en el equipo de música que gestionó nuestro eficaz secretario, un tipo grande como él solo, “La muerte no es el final” mientras nuestra bellísima Myriam y nuestro guión se dirigían hacia el monolito del RCLAC Villaviciosa 14. Sonó un emocionantísimo toque de oración, tal vez el más intenso que he vivido en mi vida y se produjeron grandes nudos en muchas gargantas.

Entregamos los diplomas previstos y los abrazos se hicieron intensos, largos y llenaron de calor el gélido y húmedo día. Lourdes, Fe, Rafael… el hermano de Raúl, sus familiares, su mejor amigo y la esposa.. mi General Guiote, mi Coronel Barros… Mis hermanos formados como valientes bajo el agua. Mi General Núñez, mi Coronel Merlo, mi Coronel Heredia, mi Comandante Nico, mi querido Miguel Ángel, Ruth, Ángeles, María José, Óscar… y tantos otros.

Gracias, gracias y mil veces gracias por tanto.

Y pasamos al patio de armas, desconozco cuantos invitados vinieron finalmente pero los cálculos iniciales eran de entre 600 y 700 personas, a pesar de lluvia no hubieron excesivas ausencias. Y a pesar de la lluvia, hubieron familias enteras con niños pequeños, con bebés, que quisieron y se comprometieron a jurar Bandera, que continúan teniendo el espíritu de comprometerse en la defensa de España. Encarnación, a pesar de la fibromialgia, de la bronquitis y apoyada en su muleta; estuvo como una valiente al frente de un numeroso grupo de jurandos. Juraron Bandera personas que se acompañaban de muletas, otras que debían usar silla de ruedas y algún que otro VETERANO que sobrepasaba los 90 años.

Los Estandartes entraron al patio de armas a los acordes del himno nacional y con la emoción, respeto y honor que comporta esta solemne celebración. Y juramos Bandera, porque esa era nuestra voluntad, ese continúa siendo nuestro compromiso.

Por segunda vez, en este 8 de mayo, rendimos honores a los que dieron su vida por España. Por enésima ocasión,la emoción afloró a nuestros ojos y a nuestras gargantas. Y volvimos a desfilar: “Villaviciosos”, “Gatos” y “Pumas” junto a nuestros hermanos de Sanidad Militar, junto a los Estandartes que presidieron el acto.

La BRISAN, tras el acto castrense, nos invitó a un almuerzo compuesto por un exquisito cocido del que dimos buena cuenta tras unas palabras del Excmo. General Guiote. Nuestro General Núñez quiso saludar personalmente a los padres de Raúl y todos los veteranos nos reunimos alrededor suyo. Con una copa de vino en la mano, nuestro querido y admirado Tcol. Álvaro realizó el brindis de Caballería en honor y memoria de Raúl, junto a sus padres, hermano, familia y amigos.

Solo puedo definir esta jornada como indescriptiblemente emotiva. No puedo decir otra cosa que gracias y mil veces gracias a tantas y tantas personas como allí vinieron, a pesar de la climatología. Gracias a Eusebio García, Alcalde de Torrejón de la Calzada. Gracias a David SC, a los amigos de la Guardia Civil, a aquellos que aún pasados los 75 años estaban al frente de los otros jurandos con tanta ilusión como los más jóvenes. Gracias a tantos y tantos a los que solo pudimos intercambiar unas breves palabras.

Gracias a mi querido Juanma de la Asociación de Veteranos del RCL Lusitania 8 y a su esposa. Gracias a Esteban, Presidente de la Asociación de Veteranos de Sanidad Militar.

Gracias a mi General Guiote, mi Coronel Barros, mi Teniente Coronel Ortiz, mi Mayor Sevilla, mi Subteniente Toribio, mi Soldado Antonio… gracias a todos.

Gracias a mis antiguos mandos del RCLAC Villaviciosa 14, porque este espíritu que tenemos y defendemos nos lo inculcaron ellos. Porque el honor, la lealtad, el compromiso, el servicio, el valor y la fidelidad lo aprendimos a sus órdenes entre las calles y almas de nuestro Regimiento.

Gracias a mi estimada Lourdes, a mi querida Fe y a Rafael. Gracias a todos los que allí estuvistéis y a los que os habéis implicado.

Y especialmente gracias a mis hermanos Veteranos, a mis “Villaviciosos”, “Gatos” y “Pumas”. Algo bueno que tiene el mando es poder decir cuan orgulloso me siento de los míos.

¡¡¡ Santiago y cierra España !!!

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: