GCAC VILLAVICIOSA XII

Siempre hemos tenido los Veteranos del 14 de Caballería un sentimiento especial dentro de nuestros corazones, en lo más íntimo de nuestro ser. Nunca pudimos entender la disolución de nuestra unidad, el mejor Regimiento del Arma en palabras de dos generales de brigada directores de la Academia de Caballería, pero aceptamos la realidad y pusimos en marcha lo que entre las paredes del Cavalcanti aprendimos: LEALTAD, HERMANDAD, CAMARADERIA, DISCIPLINA, OBEDIENCIA, EMPUJE Y CARGA CONTRA LA ADVERSIDAD; el RCLAC Villaviciosa 14 no podrá desaparecer nunca porque vive en sus jinetes.

Frecuentemente en charlas y encuentros, surgía la posibilidad del renacer de nuestra unidad, todos sabíamos de esa imposibilidad, aunque nos atrevíamos a soñar con esa utopía con esa sensación de volver a tener a nuestro 14 activo y siendo escuela de soldados, taller de almas y universidad de nuestras fuerzas armadas.

Nosotros no vamos, ni debemos, entrar en los planes que el ministerio de Defensa tiene en la reorganización de las unidades militares; simplemente expresábamos ese sentimiento de soldados que vivimos una época maravillosa e inenarrable rodeados de gente dispuesta a combatir a tu lado y salvarte el pellejo, si era necesario.

Hace unos meses nos llegó la noticia de la creación de un grupo de Caballería dentro de la Brigada Guadarrama XII y que este grupo llevaría el nombre de “Villaviciosa” ¿Os podéis imaginar nuestra alegría? Por supuesto la junta directiva de nuestra asociación guardó la discreción necesaria en estas circunstancias. He de decir que no resultó fácil, he de afirmar que en más de una ocasión nos asaltó la imperiosa necesidad de proclamar la buena nueva a diestro y siniestro para compartir nuestra alegría con todos nuestros hermanos de armas.

Mi discurso previsto para la pasada, e histórica, jura de Bandera del 8 de mayo en el Cavalcanti, organizada por la BRISAN, contenía una indirecta muy subliminal al respecto. Gracias a Dios, llovió demasiado como para alargar el acto y el discurso acabó en la papelera; casi agradezco no haber disertado en esa ocasión, se me hubiera roto la voz en más de una frase.

A lo largo de los meses, nos iban llegando noticias sobre el nuevo GCAC Villaviciosa XII sin saber realmente en que fecha se produciría su creación y el acto oficial, tan solo sabíamos que el GCAC iba a permanecer en la base El Empecinado de Valladolid junto a nuestro RCR Farnesio XII, depositario de nuestro Estandarte e Historial. A principios de octubre recibimos la invitación para asistir al acto de creación del GCAC Villaviciosa XII, celebrado el pasado día 28 de octubre de 2016, fecha que para nosotros ya tiene un significado muy, pero que muy especial.

El viaje desde Barcelona a Madrid, se me hizo eterno, me temblaban las piernas como a un niño pequeño. Era, y es, tanta la ilusión de volver a ver el nombre de nuestra unidad de nuevo en activo…

Cena con mi hermano José Antonio Ángeles y con María José a mi llegada, a dormir enseguida y toque de diana a primerísima hora del 28 de octubre. Pasamos a buscar a nuestro querido Teniente Coronel Núñez y posteriormente a nuestro querido Coronel Merlo, la representación de “Villaviciosos” en Valladolid iba a contar con dos de nuestros mandos más punteros, allí nos encontraríamos con el Comandante Nico Camacho, otra persona sin la cual nos hubiera resultado muy difícil continuar nuestra marcha.

No os voy a explicar interioridades del viaje de ida y vuelta a Valladolid con nuestros dos mandos, pero si puedo aseguraros que resultó tremendamente enriquecedor oír, escuchar, compartir y aprender de dos personas con ese caudal profesional y humano enormes. Se nos hizo corto el viaje y agradabilísimo.

Ya en Valladolid no pudimos evitar saltar de una sorpresa a otra. Además de saludar a antiguos conocidos, fuimos afectuosamente recibidos por personas desconocidas y que en todo momento nos trataron con gran deferencia. La presencia del vicepresidente y presidente de la Asociación era esperada, para alegría y sorpresa nuestra.

Acto militar breve e intenso. A mi se me escapan lagrimones como puños en el acto a los caídos, recordando a tantos que ya no están entre nosotros. El coronel don Eloy Celma del RCR Farnesio 12 entrega el Guión del nuevo GCAC Villaviciosa XII al General de División don Manuel Romero Carril y éste a nuestro Teniente Coronel don Javier Fernández Guillén, primer jefe del GCAC Villaviciosa XII. Puedo aseguraros que el orgullo de ver a nuestro Teniente Coronel blandiendo con orgullo el Guión, se desparramó a lo largo y ancho de la explanada de la base El Empecinado.

El Teniente Coronel Guillén nos ofreció un discurso que solo puedo calificar de ejemplar, en el que describió su proyecto de trabajo y trazó las bases del nuevo grupo de Caballería. Palabras como lealtad, disciplina, compromiso… tomaron cuerpo en ese agradable y soleado día vallisoletano. Finaliza el discurso nuestro Teniente Coronel con un agradecimiento a su familia, quienes lo acompañaban en ese acto y a nuestra Asociación de Veteranos. Sinceramente he de reconoceros que no esperaba esa mención y sinceramente he de deciros que me sentí muy honrado al escuchar estas palabras y muy orgullosos de todos vosotros, mis hermanos de armas.

Desfile por la avenida del zar Nicolás II, despedida de la fuerza y los saludos típicos de estos actos. Abrazos y reencuentros con compañeros de armas con quienes solo coincidimos en estos eventos y espíritu de Caballería, ese que nunca se pierde y que nos mantiene unidos. Fotos con el nuevo Guión, risas y alegría desbordada, espíritu de la Caballería flotando en el ambiente y reinando en la bendita tierra castellana.

p_20161028_124500A continuación tomamos un vino español tras el brindis que por  S.M. el Rey, primer jinete de España, dirigió el General de División don Manuel Romero Carril, jefe de Fuerzas Pesadas. Hicimos entrega de unas tazas de la Asociación al General Romero Carril, al General de Brigada don José Conde, jefe de la BRIAC Guadarrama XII, donde está encuadrado nuestro GCAC y al Teniente Coronel Guillén; así como las Banderas de mochila de la Asociación. Entregamos algunas Banderas más al Brigada Álvarez, santo varón que ha atendido nuestros correos y peticiones a pesar de estar cargado de trabajo hasta las cejas y a otros compañeros nuestros.

Rememoramos momentos intensos en la charla con quienes fueron a buscar el cuerpo de nuestros compañeros Raúl Berraquero y Álvaro Ojeda, a quienes Dios guarde siempre en su Santa Gloria. Nos emocionamos al escuchar anécdotas, situaciones, momentos y acciones de aquellos que se están jugando la piel más allá de nuestras fronteras. Y nuevamente afloró, reverdeció, ese sentimiento tan nuestro; tan del Arma de Caballería… la HERMANDAD.

Regresamos de Valladolid a Madrid con la sensación del deber cumplido y con la certeza de continuar confiando en los hombres y mujeres que conforman nuestras Fuerzas Armadas, de aquellos que viven entregados al compromiso sagrado de quienes hemos besado la Bandera de la Patria y hemos jurado defenderla hasta la última gota de nuestra sangre.

Queridos hermanos, estimados Veteranos… el VILLAVICIOSA, CABALGA DE NUEVO.

Anuncios

Publicado el 5 noviembre, 2016 en Escritos. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: