El 14 de Caballería, continúa cabalgando.

Los últimos días de septiembre estaban llegando a su fin y el nerviosismo se apoderaba de todos nosotros, las grandes cuestiones estaban resueltas pero en cada esquina de cada calle recorrida, descubríamos un nuevo fleco que no habíamos tenido presente o que aún estaba pendiente de resolución. Yendo de Barcelona a Madrid, el teléfono no dejaba de sonar y fueron muchos los Veteranos que a última hora habían conseguido permiso laboral para poder estar en el encuentro. Correos, mensajes y llamadas que me produjeron un nudo en la garganta por el apoyo recibido y por la voluntad de tantos y tantos Veteranos que añoraban a nuestro 14 de Caballería.

Las dos primeras jornadas de octubre fueron una carrera contra reloj, una auténtica prueba de fondo y velocidad; todo mezclado. Nos fuimos a dormir tarde y algo nerviosos a la espera de que el despertador funcionara correctamente y nos despertara a la hora debida.

Antes de que sonara el despertador ya estábamos preparados para ese día 3 de octubre, para el primer encuentro nacional de veteranos del RCLAC Villaviciosa 14. Como un solo hombre, mientras miembros de la directiva de la Asociación y personal de organización se coordinaron para estar en el acuartelamiento Cavalcanti y tras desayunar empezar a dar los toques finales para recibir a los veteranos convocados.

Mientras tanto, el presidente y el vicepresidente de la Asociación asistían a una entrevista en el Ministerio de Defensa con quien fuera capitán de nuestro Regimiento, el Teniente General don Juan Manuel García Montaño, director general de armamento y material.

La visita a nuestro Teniente General estuvo cargada de la emoción propia de los grandes momentos. Estuvimos informándole de los objetivos de la Asociación y del primer encuentro que se iba a celebrar en cuestión de unas pocas horas. Charlamos de la familia, de los antiguos compañeros, de aquellos que aún están en activo y de los que ya nos han dejado. Explicamos anécdotas y como siempre, aprendimos de sus palabras y su ejemplo. Don Juan Manuel nos rogó que trasladáramos de los Veteranos del RCLAC Villaviciosa 14 su saludo más afectuoso y su agradecimiento por esta iniciativa, y así lo hicimos.

Gracias, mi Teniente General.

Tras salir del Ministerio de Defensa, nos quedaba el reto del tráfico hasta llegar al Cavalcanti, pero nada resulta imposible para dos jinetes de la Caballería española y puntuales a la cita, llegamos en el tiempo previsto, con la tranquilidad de que nuestros hermanos de armas ya se habían encargado de organizarlo absolutamente todo.

Las presentaciones, los reencuentros y los abrazos empezaron a multiplicarse en el mismo instante que se abrieron los accesos al acuartelamiento. Resultó realmente emocionante volver a poner rostro a aquellos compañeros que no veíamos desde tantos años atrás, como emocionante fue saludar a aquellos que solamente conocíamos por teléfono o a través de las redes sociales.

El acto castrense de homenaje a los caídos fue presidido por el Coronel don Avelino Barros. Formaron en nuestro patio de armas: la escuadra de gastadores, la banda de música, tres secciones de la AGRUSAN y una escuadra de Veteranos del RCLAC Villaviciosa 14, con los correspondientes guiones y banderines.

Tras el homenaje a los caídos, cantamos el himno de Sanidad Militar y a continuación sonó nuevamente en el patio de armas del acuartelamiento general Cavalcanti el himno de Caballería, coronado con un contundente ¡Santiago y Cierra España! que puso punto final a la parada militar, preparando el posterior desfile por la avenida principal de la base.

Tras el desfile, la emoción volvió a desbordarse. Saludos y felicitaciones de todos y para todos. Esto ha sido un proyecto común de todos los que allí estuvimos, absolutamente todos, como nos enseñaron nuestros mayores cuando vestíamos el uniforme de soldado. Y como todos somos uno, así lo demostramos en la foto de familia.

La foto de familia dio paso a una breve visita por la base y al posterior acto en el monolito que recuerda a nuestro Regimiento.

Un breve, sencillo pero emotivo acto en recuerdo a nuestros caídos que presidió el General de Brigada don Manuel Guiote, jefe de la AGRUSAN. Formó la escuadra de Veteranos frente al monolito del Villaviciosa 14, mientras nuestro guión montaba guardia frente a nuestro León, que armado de su cetro y espada se mostraba majestuoso ante los triunfos ganados al enemigo en mil batallas.

Las gestas del Villaviciosa no van a quedar en el olvido, porque sus Veteranos van a seguir teniéndolas presentes en todo momento. Leímos el ritual de homenaje a los caídos, tras lo cual el cornetín dio la orden de salida para que la banda de música entonara un toque de oración capar de hacer aflorar lágrimas a los presentes. Nuestro estimado compañero Javier, llegado desde Bruselas solamente para este primer encuentro, leyó la efeméride del 3 de octubre y tras unas palabras de agradecimiento, pedimos permiso al mando para finalizar el acto y pasar a la entrega de diplomas a todas aquellas personas que se habían distinguido por su ayuda a la preparación de este encuentro y para aquellos que fueron para nosotros un ejemplo a seguir, así como a los socios fundadores de la Asociación.

El General Guiote nos dirigió unas palabras de apoyo y agradecimiento por la labor realizada y por el seguimiento que los Veteranos del RCLAC Villaviciosa 14 habían realizado de este acto, sencillo pero cargado de sentimientos difícilmente explicables con pocas palabras. A continuación dirigió el brindis por S. M. El Rey y procedimos a dar buena cuenta del vino español y la posterior comida de hermandad.

Hubo muchas más cosas que podríamos explicar, una petición de boda, la renovación de un amor que en su momento se rompió, intercambio de teléfonos y direcciones, amistades recuperadas y un único sentimiento de hermandad… tanto por contar que deberá ser en otro momento cuando lo hagamos. Estamos todos tan gratamente impresionados por el éxito colectivo de este primer encuentro, tanto como para estar trabajando desde ahora mismo para el segundo.

Como presidente de la comisión gestora de la Asociación de Veteranos del RCLAC VIllaviciosa 14, solo me queda por deciros a absolutamente todos una sencilla palabra: ¡¡¡¡¡ GRACIAS !!!!!

Santiago y Cierra España.

Anuncios

Publicado el 7 octubre, 2014 en Álbum de recuerdos, Escritos, Imágenes, Noticias, Un poco de historia. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Francisco Rodríguez Orofino

    Estupenda crónica Manel. Poco mas que añadir, sólo decir que esperó con ganas el próximo encuentro que con la experiencia adquirida seguro que en algún aspecto mejorara.
    Como en la paternidad, el recuerdo del primer hijo siempre será algo especial.
    Un gran abrazo compañeros.

    Me gusta

  2. Gabriel Gonzalez Greco

    Nada que añadir, un dia especial, un sentimiento desconocido, alegria, tristeza, recuerdos, eche de menos al General Corisco.
    El año que viene mas, pronto el cansino estara de vuelta.
    Gracias Manel y Pepe,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: